21 de marzo de 2012

“El guardián y los patos de Central Park” – Volumen I

-Dígame, Howitz -le dije-. ¿Pasa usted muchas veces junto al lago del Central Park?
-¿Qué?
-El lago, sabe. Ese lago pequeño que hay cerca de Central South Park. Donde están los patos. ¿Sabe, no?
-Sí. ¿Qué pasa con ese lago?
-¿Se acuerda de esos patos que hay siempre nadando ahí? Sobre todo en primavera. ¿Sabe usted por casualidad dónde van en invierno?
-¿Adónde van, quiénes?
-Los patos. ¿Lo sabe usted, por casualidad? ¿Viene alguien a llevárselos a alguna parte en un camión o se van ellos por su cuenta al sur, o qué hacen?

El tal Howitz volvió la cabeza en redondo para mirarme. Tenía muy poca paciencia, pero no era mala persona.

-¿Cómo quiere que lo sepa? -me dijo-. ¿Cómo quiere que sepa semejante estupidez?

El guardián entre el centeno - J.D.Salinger, 1951

Los patos de Central Park simbolizan todas esas cosas que se van, sin previo aviso, que desaparecen de tu lado, que salen volando y pierdes de vista. Como algunos amigos de la infancia, como ciertos familiares, como aquellos profesores, como la inocencia o como la primera novia. Se van porque se tienen que ir, porque la vida funciona así, porque el mundo sigue girando, las personas van entrando y saliendo del escenario y los patos volando van.

De ahí el desasosiego que sufre el pobre Holden cuando intenta saber por todos los medios si los patos volverán algún día. Necesita que un adulto le diga que sí, que se han ido para volver, que es algo temporal. Se niega a creer que se han marchado para siempre.

Muchos de los ya habituales en este bar me habéis pedido más de una vez – y más de dos –  que haga una lista de reproducción para viajes, fiestas u otros eventos lúdico-festivos. Teniendo en cuenta que ya ha llegado oficialmente la primavera, qué mejor forma de ir calentando los motores que con canciones bonitas mientras esperamos a que los patos vuelvan al lago.

Y volverán. Creánme que volverán

“El GUARDIÁN Y LOS PATOS DE CENTRAL PARK” – Volumen I

*Hagan clic en cada canción y les mandará directamente a ese genialísimo invento llamado Spotify.

1. Jeremy Fisher – Scar That Never Heals


    Esta canción es un flechazo a primera escucha. Resulta imposible resistirse a ese Doo doo doo doo doo que te hace silbar, tamborilear el volante del coche o empezar a aplaudir cual foca a la que acaban de premiar con un arenque. Conocí esta canción el año pasado, sin querer, y sufrí una especie de obsesión que me impedía sacármela de la cabeza, como ocurre con las chicas que te encantan, las ciudades que te enamoran y las películas que te rompen esquemas. Ya saben de qué les hablo. O deberían.

    2. Jens Lekman – A Sweet Summernight on Hammer Hill


    Esta canción suena a fiesta, a champán, a hierba recién cortada, a vestidos con espalda descubierta, a gente bailando, gritando, y cantando esta canción: Bomp-a-bomp-a-bomp-a-bomp-a-bomp-a-bomp-a-bomp!


    3. Counting Crows – Hard Candy

    ¿Qué les puedo decir de este grupo? Recuerdo que recorrí todo Santander hasta encontrar este disco, Hard Candy. Una vez en mi poder, lo escuché una y otra vez, una y otra vez, de manera obsesivo-compulsiva, hasta aprenderme sus letras de memoria. El disco abría con esta canción, que era todo un canto a la primavera y al verano. Me declaro fan incondicional de Adam Duritz, ese rastas con pinta de loco, amigo de grandes como Jakob Dylan o Ryan Adams y con una facilidad pasmosa para hacer canciones  bonitas, asunto que no es baladí, se lo puedo asegurar.

    4. O.A.R. – Hey Girl

    A los chicos de O.A.R. (Of a Revolution) les vi en concierto cuando yo no era más que un pipiolo de unos 17 años y tenía la cabeza llena de pájaros (o patos). Un amigo me había dejado su cedé y estaba totalmente enamorado de su canción “That was a crazy game of poker”, un temazo mayúsculo de 8 minutos de duración que narraba una partida loca de poker (clic aquí). Durante el concierto tocaron “Hey girl“, la cual dedicaron “a todas las chicas guapas que van paseando en primavera y que en invierno desaparecen o las abducen los alienígenas”.

    5. The Lilac Time – American Eyes


    La letra de esta canción me encanta. La descubrí gracias a esa enciclopedia musical llamada Kiko Amat, cuyos libros ya me he hartado de recomendar por aquí (y seguiré haciéndolo). Tal vez sea una de las canciones pop más perfectas de la historia. Una maravilla que, en España, no tuvo demasiada repercusión, cosa que en cambio sí tuvo el hortera de Elton John. Porca miseria.

    6. Matt & Kim – Daylight


    Tuve la oportunidad de ver en concierto a esta pareja espídica el año pasado y son muy divertidos. Y esta canción, hablando de la luz del día, me recuerda a esas noches de primavera-verano en las que te sorprende el día volviendo a casa o desayunando algo con tus amigos, comentando los momentos estelares de la noche (o los que tú consideras como estelares en ese momento de embriaguez cósmica) y enunciando reflexiones filosóficas de tremenda magnitud como “el kebab es el mejor invento de la humanidad junto con la penicilina”, “Yo hubiera nombrado a Mourinho como Ministro de Justicia” o “Deberíamos dejarlo todo y montar un bar en Salvador de Bahía”.

    7. Lupe Fiasco – The Show Goes On

    Lupe Fiasco utilizó la melodía de la canción “Float on” de Modest Mouse, un grupo de rock que me encanta, para crear esta canción.  La mezcla de estilos me parece grandiosa y tremendamente adictiva. Escuchen un par de veces este tema y quedarán totalmente enganchados. El que avisa no es traidor.

    8. Brett Dennen – Comeback Kid (That’s My Dog)

    Un amigo inglés, melómano empedernido, me mandó esta canción diciéndome que tenía que escucharla con carácter de urgencia. Ya había oído cosas de este pelirrojo y lo cierto es que me gustaba bastante. Pero esta canción es un auténtico chute de energía. Escandalosamente pegadiza y bailable. Incluso para mí, que tengo la misma gracia bailando que un pingüino lobotomizado.

    9. Jenny Owen Youngs – Fuck Was I


    Porque todos, todos, todos nos hemos preguntado alguna vez lo mismo que esta chica con voz tan bonita: What the fuck was I thinking?


    10. Sr. Chinarro – Una Llamada a la Acción


    Un amigo mío dijo hace poco que esta canción “tenía luz”. No sé qué me preocupó más en aquel momento: si su comentario o el hecho de que yo apoyara ciegamente su absurda teoría. La cuestión es que estoy con él. Tiene luz. O algo así.

    11. Keren Ann – Decrocher Les Etoiles


    Keren Ann canta esta maravilla que habla sobre “descolgar las estrellas” junto a Benjamin Biolay, del que dicen que es el nuevo Gainsbourg (siempre he odiado este tipo de comparaciones, la verdad). No obstante, hay que reconocer que Biolay es bueno. Muy bueno. Y la voz de ella pone “la gallina de piel”, como diría Cruyff.

    12. Ben Kweller – Things I Like To Do

    Me apasiona esta canción en la que Kweller enumera, con sencillez, esas pequeñas cosas que le gustan pero que mucha gente puede considerar tonterías, como escuchar música en el autobus, ver el cielo azul o andar por las callejuelas de París.

    Y para terminar, cierra la canción con un impecable “But most of all I like liking you”. Sencillamente maravillosa.

    13. Billy Bragg and Wilco – California Stars

    He aquí la que fue mi banda sonora particular mientras cruzaba California en coche (un Pontiac Torrent en el que apenas cabíamos) con varios amigos. Cuando juntas a algunas de las personas que más quieres en un viaje, es imposible que te lo pases mal. Algo parecido ocurre con esta canción: cuando unes a un grupo de genios como los chicos de Wilco con un tipo legendario como Billy Bragg, el resultado solo puede ser algo tan maravilloso como esta pedazo de canción que nunca me cansaré de escuchar.

     
    14. Noah And The Whale – L.I.F.E.G.O.E.S.O.N


    Porque como bien dicen estos chicos: la vida continúa. Siempre. A pesar de los pesares.

    15. Niños Mutantes – Hundir La Flota

    No solo de Los Planetas vive la música de Granada. Los Niños Mutantes acaban de sacar un nuevo disco y este es uno de sus principales singles. Su arranque me parece espectacular: Vamos a hundir la flota/ vamos a quemar las naves/ a quedarnos en pelotas/ a tragarnos las llaves.

    16. Bedouin Soundclash – Walls Fall Down


    Está canción hablando de muros que caen es muy propia para una lista primaveral. Adiós nubes, viento, abrigo y guantes y Hola luz, terrazas y sol. La voz de este cantante, rota, me parece de las mejores que he escuchado últimamente. Siempre me han gustado este tipo de voces, la verdad.

    17. Old Crow Medicine Show – Wagon Wheel

    Basada en una canción de Bob Dylan, los chicos de O.C.M.S. pulieron esta joya musical que bebe de la música tradicional americana. Una mezcla de talentos descomunales que da lugar a un tema que podría escuchar en bucle por los días de los días.

    18. The Beach Boys – Do You Wanna Dance?

    Los Beach Boys nunca han sido valorados en su justa medida. Fueron unos músicos mucho más importantes y completos que unos simples guaperas surferos haciendo el tonto con una guitarra, canturreando eso de Surfin´U.S.A. El talento musical de su fundador, Brian Wilson, era -y sigue siendo- algo descomunal.


    19. I’m From Barcelona – Always Spring

    Hace poco, mi amiga Luz, 50% argentina, 50% española y 100% guapísima, conocedora de mi pasión desenfrenada por la primavera y el buen tiempo, me pasó esta canción. Como no podía ser de otra forma, a los pocos días ya era mi hilo musical permanente en mi día a día. Tenía que estar en esta lista en honor a la primavera. Bien sabe Luz que no me puedo resistir a ella. Y a la primavera, tampoco.

    20. Pajaro Sunrise – Kinda Fantastic

    He de confesar que tengo auténtica debilidad por este grupo. Muy a mi pesar, justo a finales del año pasado, el 28 de diciembre, como si de una broma pesada de los Santos Inocentes se tratara, su líder y alma máter, Yuri Méndez, anunció que dejaba la música sin fecha de retorno. Y la verdad es que me dejó helado. Estuve valorando secuestrar a este tío y tenerlo encadenado en mi sótano, componiendo canciones, pero al final descarté esta posibilidad (principalmente porque no tengo sótano). Esperemos que vuelva.

    Y por eso la he dejado para el final. Por si vuelve en primavera. Como los patos de Central Park.

    Espero que les guste la lista. De hecho, me gustaría ampliarla con sus canciones.
    Les propongo que por cada comentario que escriban, dejen una canción (un link de youtube, de spotify o simplemente el nombre) con una breve explicación de por qué la han escogido.

    Ahí les espero. Y en twitter (@guardian_el_). Y en mi cuenta de correo. Y en los bares. Y de conciertos.
    Y que la música no deje de sonar.

    Besos y abrazos,

    El guardián entre en el centeno



    Comments are closed.